“La ética hacker tiene que ver con encontrar aquello que realmente nos apasiona y que amamos hacer”

Pekka Himanen

Ernesto Ottone, Director de la Cátedra Globalización y Democracia UDP y el invitado Pekka Himanen.

El filósofo e investigador finlandés de la Universidad de Helsinki se refirió, el pasado martes 20 de noviembre, a las nuevas maneras de relacionarse con el trabajo, en la conferencia “La ética del hacker y el espíritu de la era de la información”, organizado por la Cátedra Globalización y Democracia del Instituto de Políticas Públicas de la UDP. El evento se llevó a cabo en la Biblioteca Nicanor Parra de la misma casa de estudios.

“Existe una nueva ética de la era de la información, cuyo desarrollo está basado en innovación. Esta nueva cultura del trabajo es creativa y captura las pasiones de las personas”, señaló Pekka Himanen en una nueva conferencia realizada por la Cátedra que dirige Ernesto Ottone.

De acuerdo al experto, “ética hacker” no está reservada exclusivamente para las comunidades virtuales o cibernautas, ya que la esencia de esta publicación –escrita en conjunto con el sociólogo Manuel Castells y el ingeniero finlandés Linus Torvals, creador de Linux Kernel–, tiene que ver con una mayor flexibilidad y libertad para realizar el trabajo o las actividades diarias de cada persona, lo que se ajusta de mejor manera a la actual sociedad de la información.

“La ética hacker tiene que ver con el poder de la pasión creativa, esto se relaciona con cuán potente o cuán gratificante es lo que uno hace a diario. Entonces, si una persona encuentra el verdadero significado de lo que está haciendo, de por sí, la relación con su trabajo se volverá interna (…) Porque luego, su trabajo tendrá relación con su fuente de significado y su fuente de energía”, reflexionó el doctor de la Universidad de Helsinki.

“La ética hacker tiene que ver con el poder de la pasión creativa, esto se relaciona con cuán potente o cuán gratificante es lo que uno hace a diario”, señaló Himanen.

El concepto de “ética hacker” surgió de las comunidades virtuales de finales de la década de los 80’, la que fue impulsada por el periodista Steven Levy, quien describió los principios morales de las décadas del 60 y 70 en el Laboratorio de Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde proponían el libre acceso a la información.

Este es el punto de partida para Pekka Himanen, quien habla de estos expertos y de esta filosofía que va de la mano con la creatividad, la pasión, la libertad y el profesionalismo, sin que el quehacer de las personas sea movido por el dinero.

Los hackers van en aumento en la actual sociedad de la información. De acuerdo a Himanen, actualmente conviven dos mundos diferentes: el de las ideas hackers y el viejo espíritu del capitalismo heredado de la era industrial y de la ética del protestantismo, que describió el sociólogo alemán Max Weber.

Para Himanen los hackers proponen una alternativa al desarrollo tecnológico que estamos viviendo, ya que los hackers no organizan sus vidas en términos de una jornada laboral rutinaria y optimizada de forma constante, sino como un flujo dinámico entre el trabajo creativo y las otras pasiones de la vida, con un ritmo en el que hay espacio para el juego.

Para establecer esta nueva forma de relacionarse con el trabajo y de combinar una cultura creativa con la preocupación, ocupación y cuidado, el experto señaló que es importante tener ciertas políticas en un país que permitan que esto ocurra: “La igualdad de oportunidades en un país con educación pública gratuita y de calidad, además de una mayor inversión en investigación y desarrollo son dos puntos clave”, dijo el finlandés.

Ver sitio oficial de Pekka Himanen (en inglés).

Fuente: Instituto de Políticas Públicas