"Las manifestaciones en Chile y Brasil no son contra la globalización"

woodsNgaire Woods expuso su tesis respecto a los elementos necesarios para fortalecer una globalización debilitada por la crisis de 2008, la falta de coordinación de las instituciones globales y las movilizaciones locales en busca de gobiernos más eficaces y honestos.

Ante una exitosa convocatoria, la Decana de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Oxford, Ngaire Woods dictó la Cátedra de Globalización y Democracia: “La Reacción contra la Globalización”.

Durante la jornada, la experta en gobernanza global e instituciones internacionales, indicó que la actual “reacción contra la globalización” se encarna en las movilizaciones locales en busca de una mejor gobernanza y que el debilitamiento de la globalización tiene su origen en la crisis financiera de 2008.

“Las manifestaciones en Chile y Brasil no son contra la globalización, sino la demanda de Gobiernos eficientes” afirmó Woods.

Para fortalecer una globalización Woods indicó la necesidad de una reglamentación financiera global, organizaciones que puedan prestar asistencia a las regiones más afectadas por las crisis financieras globales, fortalecer la labor del Banco Mundial e incrementar la coordinación, cooperación y transparencia global.

“Si ocurre una crisis acá u otra parte del mundo, los países deben recurrir al Fondo Monetario Internacional, sin embargo, el FMI no cuenta con los recursos y depende de las líneas de crédito voluntario, es decir, no contamos con un fondo de financiamiento o asistencia estable” dijo.

Woods también criticó la labor del Banco Mundial, ya que si bien la institución aumentó en un treinta por ciento la suma destinada a préstamos internacionales, esto no se tradujo en ayuda a los países que se encuentran en una situación de emergencia, sino que sólo se extendió el crédito a los países que ya contaban con él. Además, criticó que el tiempo necesario para solicitar un préstamo es demasiado largo (15 meses).

“El Banco Mundial se debe fortalecer para asistir a las comunidades más pobres que son afectadas por las crisis globales” expresó.

Para Woods la falta de coordinación y cooperación de las instituciones globales ha generado el colapso de los flujos financieros y un proteccionismo solapado de las economías locales que a su vez son la causa del robustecimiento de las políticas nacionales y la desglobalización.

“Es muy fácil decir que cualquier esfuerzo en la cooperación global es un fracaso. Lo que necesitamos hoy son organizaciones rápidas y efectivas. La cooperación global debe ser compleja y lo que el G20 debería hacer, por ejemplo, es establecer la agenda y dirigir a las organizaciones internacionales, sin intentar reemplazar a las Naciones unidas, el FMI o al Banco Mundial” enfatizó.

El ex candidato presidencial Andrés Velasco, quien se encontraba presente en el público, discrepó con Woods respecto al debilitamiento de la economía mundial post 2008 e indicó que en Chile y Colombia existe un flujo de capital muy ágil y que a su parecer las finanzas globales se recuperaron rápidamente.

Al respecto Woods respondió que aunque está de acuerdo con que la crisis de 2008 no fue similar a la de los años 30, si generó un costo humano enorme. “Hubo que rescatar gobiernos y limpiar el caos que dejo la crisis financiera. Estos costos fueron altos y asimétricamente cargados por los diferentes sectores económicos del mundo” respondió.

Durante la Cátedra, Ngaire Woods aprovechó de invitar a los presentes a conocer la “Blavatnik School of Government“.

Fuente: Instituto de Políticas Públicas