Martha Nussbaum: La vulnerabilidad humana y el enfoque de las capacidades

Martha Nussbaum

La filósofa Martha Nussbaum estará presente en la UDP como invitada de la Cátedra Globalización y Democracia.

Considerada como la filósofa más importante de Estados Unidos, Martha Nussbaum ha sido reconocida en Chile y el mundo por la calidad y el rigor de su pensamiento filosófico jurídico, plasmándolo en una serie de libros y artículos traducidos en distintos idiomas. La experta dará una conferencia en la UDP el próximo martes 20 de marzo, invitada por la Cátedra Globalización y Democracia que dirige Ernesto Ottone.

Si hay algo que sea transversal a la diversidad de temáticas abordadas por Nussbaum en sus publicaciones, es la vulnerabilidad humana. Trabajando sobre las emociones y la vulnerabilidad que tienen los seres humanos al relacionarse con el resto, la experta une la filosofía con la justicia, promoviendo oportunidades para encontrar formas buenas de vulnerabilidad, como la amistad y el amor, y evitando las malas, como violencia física, hambre, entre muchas otras.

El concepto de las capacidades tiene en esta reflexión un papel preponderante, tema que promovió junto a Amartya Sen (Premio Novel de Economía) en los años ´80, y que plantea a las capacidades como partes constitutivas del desarrollo, y de la pobreza como una privación de estas capacidades. Así, analizando temas de ética y derecho junto a Sen y estudiando el trabajo de John Rawls sobre la teoría de la justicia, ha tratado el tema de las capacidades y de los derechos humanos, analizando cuestiones de género, religión y desarrollo social.

La experta une la filosofía con la justicia, promoviendo oportunidades para encontrar formas buenas de vulnerabilidad, como la amistad y el amor, y evitando las malas, como violencia física, hambre, entre muchas otras.

Nussbaum presenta en este enfoque de las capacidades una especificación de los seres humanos, con los requisitos básicos para tener una vida digna que sea respetada y aplicada por todos los gobiernos. En una entrevista realizada a la filósofa en un medio de comunicación español, Nussbaum sostuvo que el trabajo que desarrolló junto a Amartya Sen habla de que las naciones no pueden discutir de calidad de vida y desarrollo si no toman en cuenta las normativas acerca del bien: “No pueden limitarse a dar por sentado que las cosas mejoran cuando crece el PIB. Desarrollo significa justamente que las cosas vayan mejor. Por lo tanto hay que afrontar estas cuestiones; hay que argumentar y debatir en este sentido”.

Para la experta, falta una norma constitucional que establezca los derechos de todos los ciudadanos, y un instrumento que mida los resultados, para que los ciudadanos tengan la posibilidad de exigir sus derechos al gobierno en caso de incumplimiento. “Hay muchos modos de llevarlo a la práctica; las constituciones más modernas contemplan este tipo de derechos económicos y sociales, y existen mecanismos para exigirlos cuando no se implementan”, dijo la filósofa al medio español.

Trayectoria

Martha Nussbaum estudió teatro y lenguas clásicas en la Universidad de Nueva York, y se graduó en filosofía en la Universidad de Harvard. Uno de sus libros más influyentes “La fragilidad del bien: fortuna y ética en la tragedia y la filosofía griega (The Fragility of Goodness), la convirtió en una figura conocida en el área de las ciencias sociales.
La filósofa ha participado en diversos debates sobre temas morales y sus obras también han sido importantes en la defensa de los derechos de la mujer y de los homosexuales, en la justicia y desarrollo humano, libertad de conciencia, democracia y violencia religiosa.

Asimismo, ha trabajado el concepto de las emociones. En su último libro “El ocultamiento de lo humano: repugnancia, vergüenza y ley”, hace un profundo análisis, tratando temas como la vergüenza, el miedo, la gratitud o el rencor, para saber si las emociones son impulsos irracionales, o sentimientos aprendidos, vinculados con nuestra manera de ver el mundo.

Ver entrevista a Martha Nussbaum en “Conversations with History” de la Universidad de Berkeley, California.

Fuente: Instituto de Políticas Públicas